las deudas se heredan

¿las deudas se heredan?

Si, y no!

Puntos clave

  • Los acreedores generalmente tratar de recolectar lo que se les debe al ir por los bienes del fallecido durante un proceso llamado testamentario.
  • Hay casos, sin embargo, donde el cónyuge sobreviviente u otro heredero, puede ser legalmente responsable.
  • Algunos activos no cuentan como parte de los bienes de una persona con propósito testamentario.

No es inusual que una persona fallezca y deje detrás una deuda sin pagar.

Para los herederos, típicamente el/la cónyuge o hijos, la pregunta a menudo es que exactamente sucede a esas obligaciones. La respuesta: depende tanto del tipo de deuda y las leyes del estado.

Los activos de una persona – sin importar que tan escasos o masivos – se convierten en sus “bienes” al morir. Eso incluye sus cuentas financieras, posesiones y propiedades. Y hablando generalmente, son los bienes por los cuales los acreedores van cuando tratar de recolectar el dinero que se les debe.

Afortunadamente para esposos(as) sobrevivientes u otros beneficiarios, en la mayoría de los casos la deuda no es algo de lo que ellos serían responsables.

Sin embargo, hay algunas excepciones.

Primero, algunos básicos.

El proceso de pagar toda su deuda después de su muerte y luego distribuir cualquier activo restante de sus bienes a los herederos de llama testamentario. Cada estado tiene sus propias leyes que gobiernan como los acreedores a largo plazo tienen que reclamar en contra de los bienes durante ese tiempo. En algunos lugares son algunos meses. En otros estados, el proceso puede durar un par de años.

Cada estado también tiene su propio conjunto de reglas para priorizar la deuda que debe ser pagada de los bienes.

En la mayoría de los estados, los gastos funerarios toman prioridad, luego el costo de administrar los bienes, luego impuestos y luego la mayoría de los estados incluyen facturas de hospitales y cuestiones médicas.

Sin embargo, no todos los activos de las personas son necesariamente contados como parte de los bienes con propósito testamentario.

Por ejemplo, con las pólizas de seguro de visa y cuentas de retiro calificadas (e.g., un 401(k) o cuenta de retiro individual), esos activos van directamente a la persona nombrada como beneficiario y no están sujetos a testamentario. Adicionalmente, activos colocados en ciertos tipos de fideicomisos también pasan fuera del testamentario, como lo hace la propiedad conjunta (e.g., una cada) siempre y cuando sea titulada apropiadamente.

De hecho, una persona podría morir con bienes insolventes – eso es, que falten los medios para pagar sus responsabilidades – y sin embargo haber pasado activos que no pasaron por el testamentario y generalmente no pueden ser tocados por los acreedores.

Sin embargo, un puñado de estados tienen leyes de “propiedad comunitaria” que hacen que la deuda después de la muerte sea más compleja.

Generalmente, esos estados ven tanto los activos y cierta deuda que se acumuló durante el matrimonio como igualmente propiedad de cada cónyuge – significando que el/la cónyuge que sobrevive podría ser responsable de pagar la deuda, incluso si solo estaba en el nombre del fallecido.

La deuda que no pudo ser evitada durante el matrimonio – como gastos médicos o una hipoteca – generalmente se hace responsabilidad del cónyuge sobreviviente en los estados con propiedad comunitaria.

Sin embargo, eso no significa que tendría que pagar todo, el mencionó.

Una carta bien estructurada con una copia del certificado de fallecimiento puede llevar a que la deuda sea liberada. En el proceso testamentario, deja que la compañía conozca que los bienes tienen poco o no tiene activos para cubrir la deuda y pide que sean condonados.

Además, en cualquier momento que tenga una deuda conjunta – i.e., firmo en conjunto un préstamo – se espera que continúe pagando si la otra persona fallece.

Puede pedir que una deuda que firmo en conjunto sea condonada, pero no espere que la solicitud funcione.

Vale la pena notar que los préstamos federales para estudiantes, a diferencia de la mayoría de las formas de deuda, son condonados si el estudiante muere. Los préstamos PLUS para padres – a menudo sostenidos por padres para ayudar a pagar los gastos de educación no cubiertos por otras formas de ayuda financiera – son liberados ya sea si el estudiante o el padre que sacó el préstamo fallece.         

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *